30 marzo, 2020

Gordita cojiendo con el perro engaña a su esposo

Que tu esposa te sea infiel es una putada, ser un cornudo a nadie gusta, pero si encima te engaña con el perro ya puede ser la peor de las infidelidades pues se puede incluso llegar a entender que se enamore o encapriche de otro hombre, que tu la tengas pequeña, que no aguantes en la cama y no la hagas feliz en el sexo, no se quede a gusto, perfecto, pero ostia, que aproveche cuando no estás en casa para follar con el perro y encima dejar que el animal le penetre el culo ya es el no va más.

Pues esto quizás pasa más de lo que pensamos, y sino aquí tenéis este vídeo de zoofilia en el que podemos ver a una mujer gordita que está casada y espera todo el día a que su marido se vaya al trabajo para quitarse las bragas y pasar una tarde de placer y sexo con el perro que intuye cuando el esposo sale que le tocará ser el amante secreto de su dueña porque no es la primera vez que la gorda guarrilla se arrodilla dejando que el perrito se la clave por el ojete hasta el fondo, tanto que se quedan pegados los dos un buen rato, la guarra de la mujer es una viciosa del porno y está claro que muy satisfecha su pareja no la deja pues si tiene que buscar sexo con perros en lugar de salir a la calle a ligar y zorrear con hombres mal asunto, así que cuidado si tienes una esposa que es muy caliente y se pasaría el día follando y además tienes en casa un perro macho, a saber lo que hacen cuando nos vamos, da que pensar…