Le como el rabo a mi esposo y el perro me folla el coño

0 views
0%

Tengo una satisfacción como nadie ha tenido nunca, hago zoofilia con el perro a la vez que me enrollo con mi marido, porque me encanta comerle el nabo a mi esposo mientras el perro me está follando el coño, y es que estando tan bien servida por dos machos tan estupendos no podría ser mas feliz ni estar mas completa, y ellos tambien gozan conmigo porque tengo aguante para los dos y a ambos les doy lo que a ellos les gusta.

Zoofilia casera – Mamada a mi esposo y cogida con el perro

No solo le chupo el rabo a mi marido, también le hago unas buenas mamaditas a mi mascota, un perro pastor alemán bien grandullón, el pelucho se pone muy excitado y da saltos de alegría cuando le como el pito, y en pocos segundos lo tengo preparado para enrabarme con todas las de la ley, así que me agacho junto a mi maridito, le meto la cabeza entre las piernas y comienzo a mamar, en ese momento el perro que ya me ve lista para la cogida me sube en lo alto y me penetra la pinga hasta que la noto adentro del todo.

Estos videos de zoofilia entre el perro, mi marido y yo lo hacemos bastante a menudo, porque nos pone mucho enseñarle a la gente como nos lo montamos los tres con las orgías mas salvajes y duraderas, nos podemos llevar un día entero desde la mañana a la noche cojiendo los tres, nos vamos turnando e incluso mi pareja ha probado la follada animal, aunque no es gay sí que le gusta sentir también en su culo la pija gruesa de perro, por lo que los tres hacemos el trío perfecto de lujuria y placer.