Mi perro me viola en la cama – Zoofilia

0 views
0%

Este video amateur zoofilia es de cuando mi perro me violó en la cama, fue un momento que no olvidaré jamás porque a partir de ahí descubrí sin querer el maravilloso sexo animal, no sabía que mi perrito tenía tanto que ofrecer pero esa mañana me enseñó lo bueno y rico que folla y como de bien sabe comer una conchita mojada, porque el muy canalla consiguió que me mojara toda después de que me despertó con lamidas irresistibles y prolongadas en mi chocho, yo solía dormir desnuda y el perro se ve que se animó al oler mi coño, por lo que no dudo en meterse entre las sábanas conmigo y cogerme allí mismo.

Sexo mañanero con mi mascota

Desde ese día en que mi perro me regaló un buenísimo sexo mañanero ya no me puede faltar los polvos que mi animal me echa cada día, todas las noches cuando me voy a dormir lo espero con ganas, estoy deseando de que amanezca y mi mascota venga a sorprenderme con otro fantástico coito hasta que delire de gusto, sus increíbles orales me deja casi sin conocimiento y cuando me volteo poniéndole el culito y el chichi, el animal termina de enloquecer y se va directo a cogerme sin mas dilación, desde que hice mi incursión en la zoofilia ya nada de lo que hago con los chicos me parece igual de bueno, y es que mi perro ha puesto el listón muy alto en cuanto al sexo y nadie sabe darme el mismo placer que me da él.

Grabo en video los coitos con el perro

Aunque tengo sexo a diario con el perro, también me gusta grabarlo en video porque es una pasada verlo después en la intimidad, muchas veces me masturbo con estos videos de zoofilia que yo misma hago caseros y algunas veces se los enseño a mis amigas mas íntimas para que vean como me lo gozo con el chuchito, ellas alucinan de verme gemir y correrme de esa manera y noto tambien cierta envidia en sus comentarios, me dicen que como puedo dejarme violar por el animal y yo les digo que esas cogidas son lo mejor de mi vida y que no podría pasar ni un solo día sin ellas, porque gracias a mi perro estoy muy bien surtida sexualmente, la verdad es que no me falta de nada.