Sorprendí a mi tío gordo haciendo zoofilia con caballo

0 views
0%

Yo sabía que a mi tío gordo le gustaba las pollas, y me imaginaba que se acostaría con hombres, pero no sospechaba que a mi tito vicioso le gustaba la zoofilia con caballos, y si me lo hubieran contado seguramente no lo hubiera creído, hasta que lo pude ver con mis propios ojos, un día que fui de visita y no estaba en la casa, fui a buscarlo al establo, y allí estaba él, todo desnudo, arrodillado, y devorándole la pinga a un semental de la cuadra.

Yo me sonrojé en cuanto lo vi, tuve que restregarme los ojos porque no lo podía creer, mi tito gay estaba teniendo sexo con un animal, era muy fuerte y difícil de asimilar. ¿Cómo iba a mirarle a la cara, y menos a dirigirme a él? Era una situación muy embarazosa y nada agradable, opté por irme de allí sin ser visto pero antes me quedé un rato observándolo, y no pude evitar sacar mi celular y grabar la escena de bestialismo entre mi tío y el caballo con aquél sexo oral tan hardcore, el animal tenia un pene desproporcionado pero mi tio gordo se las arreglaba muy bien para chuparlo y comerlo entero.